La escuela es una institución social y su eficacia depende de la creación de relaciones afectivas. Las conexiones interpersonales son críticas para la colaboración profesional, el desarrollo comunitario y la motivación de los miembros productivos de la comunidad. Esta dinámica de relaciones alimenta una cultura escolar que promueve no solo el aprendizaje sino también, actitudes mentales que conducen al éxito y a una toma de decisiones positivas.

GAMUT trabaja con las escuelas para incrementar la productividad a través del desarrollo de relaciones personales positivas. La mejora continua no es un programa sino una manera de pensar que conecta la administración, los profesores, los padres y los alumnos a través de un lenguaje común, desarrollado alrededor de objetivos organizacionales comunes.