“Design Thinking” es un proceso interactivo de descubrimiento y resolución de problemas, empatía, ideación y experimentación, que emplea procesos influenciados por el “design” (diseño) para ayudar a los estudiantes a intuir y crear soluciones innovadoras para diversos tipos de desafíos relacionados a la experiencia humana. Los alumnos trabajan en cada etapa del proceso de “design”con el objetivo de desarrollar habilidades, tales como: pensamiento visual, imaginación, prototipado y creatividad a través de proyectos colaborativos.