Andrew Neil Sherman

Andrew Sherman nació y creció en Los Ángeles, California. Su interés por la enseñanza privada en América Latina y el desarrollo del lenguaje son productos de su experiencia personal, preparación académica y experiencias profesionales.

Sherman inició su carrera en el ámbito educativo dando clases para los alumnos de educación básica y secundaria en una gran variedad de escuelas.  También, ejerció como profesor universitario. Está activamente involucrado en iniciativas para mejorar la educación y en los procesos de acreditación de las escuelas en América Latina como consultor y miembro del equipo de revisión de garantía de calidad para AdvancED. With AdvancED; Sherman desempeñó el cargo de vicepresidente del Comité de Escuelas Internacionales durante dos mandatos consecutivos de tres años, lo que le permitió involucrarse en más de una docena de países. Fue miembro del consejo de la Alianza de Texas para las Escuelas Privadas Acreditadas y actualmente, forma parte del consejo educativo de la Escuela Experimental Tomás de Berlanga en las Islas Galápagos (Ecuador). Participa de actividades comunitarias y está personalmente comprometido con diversas asociaciones cívicas locales. Asimismo, fue presidente del Consejo de la Sociedad Americana en México y, también, trabajó con diferentes comités de la Cámara Americana del Comercio durante su mandato en la Ciudad de México.

Andrew realizó estudios de posgrado en Educación Internacional en la Universidad de Harvard. También, su trabajo académico incluye estudios de posgrado en Historia Latinoamericana, Liderazgo Organizacional y Administración Educativa. Andrew Sherman obtuvo una beca Fulbright para realizar estudios internacionales y vivió en Costa Rica. Además, fue también un “Fellow” en el Klingenstein Center for Private Education en la Universidad de Columbia.

Lideró tres diferentes comunidades escolares en América Latina. En Ciudad de México, fue decano de la Facultad y director del Instituto Westhill, una institución educativa plurilingüe, orientada para estudiantes desde el preescolar  hasta la enseñanza superior; autorizada para fines lucrativos y dirigida a una población estudiantil internacional. En el Colegio Menor San Francisco de Quito, Ecuador, una escuela preparatoria internacional privada orientada para ofrecer, principalmente, a una población estudiantil ecuatoriana educación en  Artes liberales en inglés. Sherman, como jefe de educación, lideró las propuestas para abrir un nuevo mercado en Guayaquil, Ecuador, y desarrollar un sistema de enseñanza multi-universitario acreditado en Estados Unidos. Como director de la Escuela Americana de Río de Janeiro, trabajó para revitalizarla a través de una campaña de identidad institucional, estudio de competitividad y plataforma de marca, para posicionar una escuela de ochenta años en el mercado de alta calidad.

Pacientemente apoyado hace veinte años por Tisa Rodrigues, profesora maravillosa  y esposa extraordinaria, a Andrew Sherman también le gusta pasar tiempo con sus hijos Sofía Salomé e Ilán Cayetano, orgullosos ciudadanos de Estados Unidos y de México.

 

Andrea Penn Buffara

Andrea Buffara es una ciudadana del mundo. Nació en Recife, Brasil; sin embargo, por ser hija de un diplomático estadounidense, comenzó a viajar desde muy pequeña. Por tal motivo, el mundo fue su jardín. Ella vivió en muchas ciudades, en continentes diversos, incluso la lejana Vietnam. Esta movilidad le aportó la capacidad de ser flexible, adaptable, consiguiendo así asimilarse a diferentes culturas. Andrea Buffara experimentó múltiples transiciones a lo largo de su vida, era de esperarse que se haya orientado al campo de la educación internacional luego de haber terminado sus estudios superiores.

Durante la mayor parte de su carrera, Buffara se dedicó a la docencia. Es una respetada educadora que posee una licenciatura de la Barnard College, Universidad de Columbia, una maestría en Estudios de desarrollo de la Escuela de Economía de Londres y, recientemente, obtuvo una maestría en educación en Liderazgo en Educación Privada otorgada por la facultad de Teachers College de la Universidad de Columbia. Ejerció como profesora en la Escuela Graduada en Sao Paulo y en la Escuela Americana de Río de Janeiro, ambas en Brasil.  Como docente, siempre trabajó con alumnos con dificultades de aprendizaje y grupos especiales. Este interés surgió por la necesidad de ayudar a su propia hija con dislexia y se transformó en una pasión a lo largo de su vida.

Uno de los aspectos de su trabajo que la llevó a interesarse por el asesoramiento universitario, fue el apoyo que les concedió a sus estudiantes secundarios con dificultades de aprendizaje que estaban preparándose para ser admitidos en la facultad. Esa experiencia le despertó un particular interés en el asesoramiento universitario en general, que fue reforzado, aún más, cuando sus propios hijos tuvieron que pasar por ese arduo proceso. Y, una vez más, se preparó académicamente para poder entregarse mejor a sus alumnos. Con el paso del tiempo, estudiar en el exterior se hizo más común y Andrea percibió que no había suficientes personas preparadas para poder ayudar a los estudiantes en el proceso de admisión para las universidades en el exterior. Entonces, se matriculó en el curso extensivo de UCLA y en el 2012 recibió su certificado de asesoramiento universitario.

Andrea Buffara se considera una educadora progresiva y  comprometida en su desarrollo profesional   a lo largo de los años. El centro Klingenstein, en el que pasó un verano como profesora iniciante gracias a una beca de estudios que le fue ofrecida, moldeó su visión sobre educación. Su motivación y empeño en el aprendizaje la condujeron a desempeñar cargos de liderazgo en la Escuela Americana de Río de Janeiro, donde asumió como directora del nivel secundario. Sus esfuerzos están concentrados en promover cambios sustanciales tanto en la práctica de los docentes como en los resultados de los alumnos. A ella le interesa facilitarles el camino a los profesores para que logren convertirse en legítimos líderes dentro de su clase. Recientemente, lideró una reforma del proceso de evaluación de los alumnos de EARJ. Andrea es una estudiante perpetua. Actualmente, está interesada en el área de la cognición, el pensamiento y la comprensión y el aprendizaje más profundo.  

Se siente profundamente agradecida por el leal apoyo que recibe de su marido Claudio, con quien está casada hace 27 años. Además, es la orgullosa madre de Sophia,  prometedora arquitecta, y de Ricardo, apasionado ecologista. Ellos la llenan de alegría y honra.