Aprendizaje

Estamos viviendo un momento extraordinario de la historia humana, en el que los desafíos del crecimiento poblacional, las amenazas ambientales, la inseguridad económica y la inestabilidad política producen cambios a un ritmo inédito, sorprendente. Al mismo tiempo, también somos testigos de los avances tecnológicos, comunicativos y de los sistemas de información capaces de afectar drásticamente los abordajes tradicionales de enseñanza y aprendizaje. Como educadores innovadores, sabemos cómo aplicar los resultados de las investigaciones académicas y las ideas actuales sobre las mejores prácticas con la finalidad de desarrollar nuevas oportunidades de aprendizaje. Estamos en constante búsqueda de ideas e iniciativas que reflejen nuevas formas de organizar el aprendizaje de los alumnos y de definir las comunidades académicas.

Las escuelas necesitan proporcionar un ambiente en el que las habilidades de pensamiento de orden superior (es decir, síntesis, análisis, pensamiento de sistemas, razonamiento divergente y capacidad para aplicar lo que fue aprendido) sean adecuadamente estimuladas y desarrolladas. El desarrollo de estas habilidades debe estar complementado con experiencias que cubran las necesidades sociales y emocionales de los niños. Innumerables trabajos de investigación sobre el éxito a lo largo de la vida y la felicidad personal demuestran, consistentemente, que las habilidades “no cognitivas” tales como, cooperación, resistencia, creatividad, persistencia, empatía, sentido del humor y liderazgo son determinantes mucho más confiables de éxito personal y profesional que la mera adquisición de habilidades académicas.

Misión institucional: Preparación para un mundo dinámico, innovador y orientado hacia la creatividad, a través del desarrollo del intelecto y del carácter.  

Esto nos conduce a un modelo de enseñanza y aprendizaje centrado en el alumno. Necesitamos preparar a los estudiantes para navegar por un mundo complejo y dinámico, es probable que esta generación se involucre en emprendimientos principiantes, creando sus propios empleos, abrazando desafíos con análisis disciplinado y festejando la creatividad.

Las ventajas de un modelo educativo centrado en el alumno le permite a éste:

  • Conectar lo que aprende con su realidad
  • Individualizar el ritmo y el abordaje de su proceso de aprendizaje
  • Crear experiencias activas de aprendizaje que se apliquen al mundo real

Las mejores escuelas utilizan una gran variedad de recursos para atraer y cautivar a los alumnos, desarrollando en ellos la pasión por el conocimiento por medio de actividades que les generen una profunda satisfacción personal. Una experiencia de aprendizaje de calidad debe estar ideada para desarrollar en los estudiantes habilidades que los ayuden no sólo a aprovechar las oportunidades existentes sino también, principalmente, a crear nuevas, permitiéndoles que prosigan un rumbo hacia una vida plena y que contribuyan, de forma productiva, para una comunidad cada vez mayor y mejor.